未分类

Ibra se expone a una sanción que podría retirarle por violar la normativa de apuestas

Otra vez Ibra y otra vez lío. Si hace unos días era expulsado contra el Parma, lo que le ha supuesto un partido de sanción y una multa, horas después volvía a estar en el ojo del huracán al aparecer imágenes suyas cenando en un restaurante saltándose la normativa del gobierno italiano para las zonas restringidas. Hoy el delantero ha sido también motivo de portada en Suecia y no por sus goles. Aftonbladet ha revelado que Ibra es todavía copropietario de una empresa de apuestas, Bethard.com, lo que contravendría las normas del código ético de la FIFA por las cuales no se permite a los jugadores que intervienen en sus competiciones tener intereses económicos en las casas de apuestas. El medio sueco insiste en que Ibra participa de la empresa con sede en Malta y por ello «se arriesga a una multa de millones o de, en el peor de los casos, a una sanción deportiva».

Aftonbladet explica que ha consultado a la oficina de registros de Malta y de Suecia y muestra que la empresa de Zlatan Unknown AB tiene alrededor del 10 por ciento de las acciones de Gameday Group PLC, que a su vez es el único accionista de Bethard. Dicha casa tuvo en 2019 un beneficio de casi 30 millones de euros. El medio explica que de esta manera Ibrahimovic habría violado las normas éticas de la FIFA coincidiendo con su tan celebrado regreso a la selección sueca. El participar en las eliminatorias FIFA de acceso al Mundial habría hecho que supuestamente hubiera imcumplido su código. En ese caso, el máximo organismo futbolístico dictamina que las posibles sanciones van desde «multas económicas a un máximo de sanción deportiva de tres años».

Ibra está justamente en la recta final de su negociación con el Milan para ampliar una temporada más. A sus 39 años pensaba seguir en activo una campaña más, pero ahora puede verse inmerso en un proceso que podría anticipar el que colgara las botas, si es que este asunto prospera. Aftonbladet ha preguntado por este asunto a la Federación sueca, en concreto a su secretario general Håkan Sjöstrand. «No especulo con posibles sanciones, pero, por supuesto, sigo presionando para que se aclare el reglamento de la FIFA, ya que, francamente, hay mucha ambigüedad en cómo debe interpretarse», afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *