未分类

El Granada se desangra en los minutos finales de los partidos

El Granada espera que el partido ante el Barcelona suponga un punto de inflexión en su irregular comienzo de Liga. Un inicio de campeonato que sería muy diferente, al menos en cuanto a puntos, si los partidos, en lugar de 90 más el descuento, hubiesen durado 87 minutos. Y es que los finales de los encuentros han supuesto una sangría enorme para el conjunto nazarí en estas primeras cinco jornadas.

En total, el equipo de Robert Moreno ha visto volar cinco puntos en esos tramos finales de los partidos. Una auténtica sangría que ha minimizado y mucho el arranque de la andadura del nuevo proyecto rojiblanco. En la jornada 2 ante el Valencia Carlos Soler igualó de penalti en el 88′ el gol inicial de Luis Suárez. Hace ocho días Canales rompía la igualada entre Granada y Betis en el 89′ con un golazo para enmarcar que dejó en 1-2 el marcador definitivo. Por último, este lunes en el Camp Nou Araújo evitó en el 90′ la gesta nazarí, que habría supuesto la segunda victoria consecutiva en territorio azulgrana.

Cinco puntos (dos ante el Valencia, uno ante el Betis y dos ante el Barcelona) que, de haberlos sumado, tendrían en estos momentos al Granada undécimo en la tabla con ocho puntos y cinco de colchón sobre los puestos de descenso. Debe mejorar su rendimiento el Granada en los próximos partidos para sumar su primera victoria y alejar fantasmas. Pero, sobre todo, debe aumentar su consistencia y fiabilidad en la recta final de los partidos, donde se ha dejado un buen botín hasta la fecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *