未分类

Isco ha desaparecido

Isco era uno de esos hombres a los que Ancelotti tenía decidido recuperar para la causa. El malagueño ya se ganó un estatus durante la primera etapa del italiano en el conjunto blanco, y ambos querían repetir esa sociedad que tan bien funcionó en su época. De ahí que, durante las primeras semanas de competición, Isco apareciese de forma recurrente en el equipo incluso como titular. Fue de la partida en dos de las tres primeras jornadas de liga. Tuvo 59 minutos contra el Levante y 66 contra el Betis, y dejó muy buenas sensaciones en ambos.

Sin embargo, desde entonces, su presencia en los planes de Carletto han ido claramente a menos. De los últimos diez partidos solo ha participado en tres: Valencia (12′), Mallorca (18′ con gol incluido) y Villarreal (9′). Contra el Submarino Amarillo, el 25 de septiembre, fue la última vez que se vistió de corto. Lleva desde entonces sin jugar ni un solo minuto. De hecho, ni siquiera ha debutado en Champions, y en LaLiga solo suma 166 minutos.

Hubo cuatro encuentros en los que el de Arroyo de la Miel ni siquiera entró en la convocatoria. El motivo eran unos intensos dolores de espalda, zona del cuerpo que ya le ha generado problemas en otros momentos de su carrera. Sin embargo, hay otros cuatro a los que sí ha sido citado pero que ha visto íntegros desde el banquillo. El último, la victoria 1-2 en Elche. Ya son seis los que encadena sin jugar.

Isco es, hoy por hoy, el último centrocampista en la rotación (sin contar a Ceballos, lesionado). Casemiro, Kroos y Modric han vuelto a asentarse en la titularidad. Pero el problema para el ex Málaga es que Federico Valverde y Camavinga están actualmente por delante de él. El primero, lesionado, está siendo una pieza muy importante por su energía y polivalencia (suma 908 minutos jugados). El segundo, fichaje estrella, ha entrado con fuerza en el equipo y Ancelotti lo prefiere por su superioridad física (529′ en diez encuentros). De hecho, su fichaje a finales de agosto coincide con la pérdida de protagonismo de Isco.

Ni siquiera el posible desgaste que están sufriendo Kroos y Modric le abre un hueco. El alemán lo ha jugado prácticamente todo desde que volvió de su lesión (el 80% de los minutos disponibles). El croata, a sus 36 años, ya ha tenido un problema muscular este curso, además de cierta fatiga en sus piernas. Esto no le ha impedido ser titular en nueve partidos y jugar diez de 14 posibles.

Esta será, salvo sorpresa, la última temporada de Isco como jugador blanco. Su contrato con el Madrid finaliza en junio de 2022 y no hay visos de renovación. De hecho, ya van varios mercados en los que se tanto el club como él se han mostrado abiertos a buscar una salida, aunque nunca se ha concretado. Seguriá luchando por sumar minutos y poder despedirse aportando su granito de arena. Su problema es que, ahora mismo, va a tener difícil contar con minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *